Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 29 octubre 2009

The Edge

Hasta hoy no le había dedicado una entrada al que para mí es el guitarrista más elegante y personal del panorama del rock de estos últimos veinte años; David Evans, o más bien conocido como The Edge.

edge_1

Más de 25 años sin traicionar su personal estilo

Conocí a U2 en el concierto que ofrecieron en el Vicente Calderón en 1997 con motivo de su gira PopMart. Para entonces yo contaba con la tierna edad de 13 años y apenas si disfruté el espectáculo en su totalidad. Pero una cosa si tuve clara, quería tocar la guitarra, y quería hacerlo como The Edge.

pop04

Si Dios ve la televisión, seguro que no tan grande como la de U2

De él han dicho que no es el más rápido ni el más técnico. Razón no les falta. Pero sin duda hay unanimidad total en el estilo tan único e irrepetible que ha creado. The Edge es un músico atípico que huye de los solos extralargos tipo David Gylmour o Brian May. En su lugar trabaja los riffs para los puentes de sus temas que no suelen durar más de 8 compases, fabricando líneas y fraseos elegantes, sencillos y muy pegadizos. Claro ejemplo de ello son temas como The Fly, Even better than the real thing, New Year’s Day o Until the end of the world, sin olvidar Mysterious Ways o el más reciente Magnificent, claro ejemplo del “menos es más”. De hecho, los únicos solos con cierto toque de improvisación los ofrece en canciones tan dispares como Love is blindness y Bullet the Blue Sky.

edge

Despacito y con buena letra

Y es que Edge ya lo avisó en una ocasión. “Si pudiera tocar un tema con solo una nota, lo haría”. ¡Toma Young!. Otra de las características de Edge es su capacidad para huir de los sonidos estandares del rock basados en el blues. Bajo su punto de vista la única forma de separarse de las formas habituales es tocar “blues rematadamente mal” y así es tal y como lo hace. Aparte, Edge tiene una facilidad brutal para crear líneas y fraseos en las tres primeras cuerdas de su guitarra. Huye de los acompañamientos graves, y acordes oscuros, creando riffs tan épicos como el de Pride (In the name of love), Ultraviolet o Where the streets have no name. Su filosofía es clara “si ya tenemos un bajista en el grupo, ¿para que voy a pisarlo con notas graves?”.

49228857

The Edge y Adam, la columna vertebral del sonido U2

Pero si por algo destaca Edge es por su presencia en el escenario. ¿Como hace un tipo como él, tímido y callado, para llenar tanto un stage solo con su guitarra y la mirada al frente? The Edge no toca con su instrumento colgando por los tobillos como un punketa histérico, ni se pone la Les Paul en el cogote ni toca con la lengua. Tampoco da saltos, ni volteretas, ni se pone de rodillas con cara de estar cagándose encima mientras rechina las cuerdas. Por el contrario, mantiene un rostro sereno, triste y melancólico en ocasiones, con la mirada puesta en su mástil o en el público, siempre en constante comunicación con Bono, sin un gesto obsceno, sin una salida de tono, solo preocupado por lo que se le paga, tocar la guitarra. Su estilo pausado y elegante ha servido como influencia a músicos tan dispares como Matt Bellamy, el cual admira el tratamiendo del sonido que hace el irlandés, hasta Jonny Buckland, la copia descarada de Coldplay. PROFESIONALIDAD, es lo que distingue a Edge del resto, y con ello participa en la atrayente atmósfera de la que U2 impregna todos sus conciertos.

the-edge-6

Lo más estrafalario de la carrera de Edge

Sobre el tratamiento del sonido que hace Edge en su música podría dedicarle otro post de la misma extensión o más que este. El irlandés es un exquisito de su guitarra y todo lo que le rodea. Acompañado de su VOX AC30 desde que comenzó con la banda, ha mezclado las válvulas británicas con las maderas y cuerdas americanas de Gibson (aunque en muchos temas utiliza Fender), logrando una mezcla especial entre calidez y brillo y contundencia rockera. A ello sumarle la brutal rackera y pedalera que monta en cada concierto. Sus efectos preferidos sin duda el delay (del cual es el auténtico amo), y la reberv. Amén del mítico wah de Mysterious Ways o Please, o los fuzz de la última década tan presente como en Elevation por citar un ejemplo. Y no, no olvido el archi conocido Infinite Guitar de With our Without you, un sustain hecho a mano para las 3 notas más largas de la historia del pop-rock.

199843091vvfdjxph7kz

Pedalera para el directo de Edge

Hay guitarristas más veloces y mejores. Pero Edge es el más personal de todos cuantos existen. Sencillez es la palabra que lo define y todos, absolutamente todos han tratado alguna vez de imitar su estilo. Crear una línea como Pride no es nada fácil, es más, nadie se atreve porque solo él es capaz de hacerlo. The Edge, al igual que Adam, son dos músicos que como el vino, mientras más viejos más buenos. Y habría que tener un oído en frente del otro para no notar la evolución que han sufrido estos músicos en todas las giras.

Yo no voy a vivir de la música (eso creo), ni voy a tener jamás el equipo que muchos grupos amateur y no tan amateurs amasan. Pero tocaré siempre con la misma profesionalidad y bases que él. Mucha gente me ha dicho que porqué no me muevo más en el escenario, que porqué estoy tan serio, que porqué no saco más potencia a mi SG y ampli. Y yo siempre les respondo “eso no te hace tocar mejor, solo aparentarlo”. “Mi influencia, es The Edge”.

Read Full Post »